Bruselas.- Los países de la Unión Europea acordaron este lunes solicitar una reunión del Consejo de Asociación UE-Israel para abordar con ese país el respeto de los derechos humanos de acuerdo a sus obligaciones en ese marco de relaciones.

“Finalmente, los ministros han acordado pedir un Consejo de Asociación con Israel, algo que no fue aceptado en discusiones previas”, anunció el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Seguridad, Josep Borrell, en una rueda de prensa al término de un Consejo de titulares de Exteriores de la Unión.

Los Veintisiete abordaron la situación en Gaza como un punto prioritario en su agenda, el mismo día en que un bombardeo israelí en un campo de desplazados de Rafah ha causado una cincuentena de muertos, una noticia que ha “horrorizado” a los ministros europeos, aseguró Borrell.

Hasta ahora, los Estados miembros no habían respaldado la propuesta del alto representante de convocar esa reunión con Israel en el marco del acuerdo que regula sus relaciones bilaterales.

Pero el jefe de la diplomacia comunitaria subrayó que ahora sí hay “la unanimidad necesaria” para solicitar un Consejo de Asociación con Israel a fin de discutir la situación en Gaza y “el respeto a los derechos humanos bajo las obligaciones que Israel ha asumido en el Consejo de Asociación y cómo planean implementar la decisión de la Corte Internacional de Justicia”.

Se refirió así a la orden de ese tribunal de la ONU de que Israel detenga inmediatamente su ofensiva militar en Rafah ante el riesgo de genocidio.

Borrell lamentó que, desde la publicación de la sentencia de la CIJ, “no solo no se ha detenido la actividad militar sino que, al contrario, se ha incrementado”, al igual que el número de víctimas civiles.

En una rueda de prensa, el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, aseguró que ”España es un país que apuesta por el multilateralismo pero, sobre todo, apuesta por el respeto de la legalidad internacional”.

“Mucho más cuando se trata de una institución como la Corte Internacional de Justicia, que es un órgano fundamental y fundacional de la Carta de Naciones Unidas”, aseveró.

Borrell dejó clara la condena de la UE de los últimos ataques con cohetes del grupo islamista Hamás contra Israel, pero al mismo tiempo reiteró tres peticiones al país hebreo.

En concreto, que aplique la decisión de la CIJ, que deje de bloquear la financiación de la Autoridad Palestina y que la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) pueda realizar su trabajo.

“No nos podemos permitir la asfixia de la Autoridad Palestina por una acción indiscriminada del Gobierno (del primer ministro israelí, Benjamín) Netanyahu. Porque de ahora en adelante, no diré más Israel, diré el Gobierno de Netanyahu, porque es este Gobierno el que toma estas decisiones”, indicó Borrell.

Respuesta israelí a España por reconocer a Palestina

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró que la respuesta de Israel a España por el reconocimiento del Estado palestino que oficializará este martes “es una agresión verbal absolutamente injustificada y extrema”.

“No le llamaría diplomática a la escalada. Es todo menos diplomática. Algunas de las cosas que he visto son cualquier cosa menos diplomática. Al contrario, es una agresión verbal absolutamente injustificada y extrema que el Gobierno español ya se ha encargado de rechazar”, dijo Borrell en una rueda de prensa.

Desde que el Gobierno español anunció la semana pasada que este martes reconocerá al Estado palestino, Israel ha prohibido a España ofrecer servicios consulares a los palestinos de Cisjordania y su ministro de Exteriores, Israel Katz, compartió ayer un video en redes sociales en el que se aseguraba que el grupo islamista palestino Hamás agradece a España su decisión.

Katz escribió hoy otro mensaje en la red social X diciendo que “estamos en el año 2024, se acabaron los días de la Inquisición”.
“Hoy los judíos tenemos un Estado soberano e independiente y nadie nos obligará a convertir nuestra religión ni amenazará nuestra existencia”, dijo el jefe de la diplomacia israelí.

“A quien nos haga daño, le haremos daño”, continuó el ministro israelí.

Provocaciones “absolutamente injustificadas y reprobables”

Ante estas acciones, el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, afirmó que España, Irlanda y Noruega -los otros dos países que mañana reconocerán también al Estado palestino – están “recibiendo provocaciones absolutamente injustificadas y absolutamente reprobables”.

“Hemos estado de acuerdo en no caer en ninguna provocación, no desviar la atención y el foco de lo que tiene que ser, que es el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Internacional de Justicia”, afirmó Albares, en referencia a las medidas cautelares que la Corte ha dictado contra Israel ordenándole poner fin a la ofensiva en Gaza.

Al mismo tiempo, aseguró también que “en algún momento habrá que expresar esa opinión que tenemos de rechazo a algo que no está dentro de la cortesía diplomática”.