Pekín.- El Ejército chino continúa los ejercicios militares que inició la víspera alrededor de Taiwán, y que en esta jornada incluirán “operaciones integradas dentro y fuera del archipiélago y prueba de las capacidades conjuntas de toma del poder”, según fuentes castrenses.

El portavoz del Comando del Teatro Oriental, Li Xi, avanzó en un comunicado que las maniobras -bautizadas como Joint Sword – 2024A (“espada unida” en inglés) consistirán también en “ataques conjuntos y control de áreas clave”.

Respuesta taiwanesa ante operación china

La acción militar de China tiene lugar en la misma semana en que asumió la presidencia de Taiwán William Lai, considerado un “alborotador” por Pekín. Lai pidió calma a la población, movilizó a las fuerzas armadas de la isla y aseguró que su Gobierno protegerá con “determinación” la democracia taiwanesa.

Las maniobras del jueves incluyeron la participación de al menos 42 aviones y 31 barcos chinos en los alrededores de la isla y sus archipiélagos periféricos, según el Ministerio taiwanés de Defensa.

De esos 42 aviones, 28 de cruzaron la línea divisoria del Estrecho de Taiwán, una frontera no oficial que había sido respetada por Pekín y Taipéi durante décadas antes de 2022. O penetraron en la autoproclamada Zona de Identificación Aérea (ADIZ) taiwanesa, la cifra más elevada en lo que va de año, según la cartera isleña.

“Fuerte castigo”

Las fuerzas armadas chinas definieron los ejercicios como un “fuerte castigo” a los “actos separatistas” de quienes buscan “la independencia de Taiwán”, mientras que la Cancillería del gigante asiático aseguró que se trata de movimientos “legítimos y necesarios”.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores taiwanés reiteró que Taiwán “continuará defendiendo su creencia en la democracia” y no cambiará “debido a la coerción” de China.

China recurre a este tipo de maniobras por cuarta vez desde 2022, cuando llevó a cabo las primeros de este calibre en respuesta a la visita de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, a Taiwán. Hecho que enfureció a Pekín y elevó la tensión en el estrecho a límites inéditos en décadas.

La isla autogobernada, cuya soberanía Pekín reclama, es uno de los principales motivos de fricción entre China y EE. UU., ya que el país norteamericano es el principal proveedor de armas de Taiwán y podría intervenir para defenderla en caso de conflicto.

Más de 30 aviones chinos pasan cerca de Taiwán

Un total de 35 aviones de guerra chinos cruzó la línea media del Estrecho de Taiwán e ingresó en el suroeste de la autoproclamada Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) taiwanesa durante el primer día de maniobras alrededor de la isla, informaron fuentes oficiales taiwanesas.

En su último informe, el Ministerio de Defensa Nacional (MDN) de Taiwán reportó la presencia de 49 aeronaves chinas en las inmediaciones de su territorio en las últimas 24 horas, el número más alto en lo que va de año, entre las que se encontraban cazas de combate SU-30 y J-16.

Asimismo, una cantidad no especificada de esos aviones pasó a 40 millas náuticas (74 kilómetros) de la ciudad norteña de Keelung, en donde se ubica una base militar.

En el primer día de ejercicios, la cartera castrense detectó 19 buques de la Armada y otros 7 barcos de la Guardia Costera china operando alrededor de Taiwán y de las islas Kinmen, Matsu, Wuqiu y Dongyin, archipiélagos bajo control taiwanés y ubicados a escasos kilómetros de China, de acuerdo con el último reporte oficial.