La Secretaría de Medio Ambiente informó que ya investiga la muerte de decenas de monos aulladores, una especie considerada en peligro de extinción.

“Hasta el momento, se comparten diversas hipótesis” sobre el deceso de los primates, “como golpes de calor, deshidratación, desnutrición o fumigación de plantíos con agrotóxicos”,indicó la dependencia en un comunicado.

Las muertes de los monos aulladores se han registrado en los últimos días en Chiapas y Tabasco, donde se han registrado temperaturas máximas de hasta 45 grados Celsius.

El presidente de México dijo que su gobierno ayudará a un veterinario que está atendiendo a una decena de monos deshidratados que le llevaron habitantes, entre ellos varias crías, según imágenes difundidas en redes sociales el fin de semana.

De acuerdo con reportes locales, al menos 80 monos han caído muertos de los árboles desde principios de este mes, si bien las autoridades no han ofrecido un recuento.