El fenómeno de las auroras boreales causadas por una tormenta geomagnética dejó increíbles postales en el norte de México y otras partes del mundo.

Este evento lumínico fue visto desde el Parque Nacional Arrecife Alacranes, ubicado en el Golfo de México, frente a las costas de Yucatán, así como en Sinaloa y Sonora.

También fueron apreciadas en Estados Unidos, Argentina, Chile, Inglaterra, Rusia, Nueva Zelanda y Ucrania.