Sánchez hizo ese llamamiento durante la visita que realizó al campamento de refugiados palestinos de Jabal el Hussein, ubicado en Amán y que fue la primera actividad de su agenda en Jordania dentro de la gira que realiza por Oriente Próximo y que incluirá también Arabia Saudí y Catar.

La visita a un campo de refugiados palestinos

Acompañado por la comisionada general adjunta de la UNRWA, Nathalie Boucly, Sánchez accedió a las instalaciones del campo, visitó una escuela y entró en dos aulas de niñas que estaban en ese momento en clase para departir con ellas.

También asistió a un debate entre niños palestinos de este y otros colegios de Amán organizado con motivo de su visita.

El presidente del Gobierno español recordó que este campamento tiene más de siete décadas y dijo que eso ilustra “la terrible naturaleza” de un conflicto que señaló que casi no tiene precedentes.

Sánchez expresó su reconocimiento y total apoyo a la labor que realiza la UNRWA, que calificó de “fundamental e irreemplazable”.

“Rechazamos frontalmente las declaraciones de aquellos que amenazan con impedir a UNRWA trabajar en Gaza. Las consecuencias de su salida de la Franja serían catastróficas, agravando aún más -dijo- una situación de extrema gravedad.

De la misma forma, defendió que la comunidad internacional mantenga una financiación adecuada de UNRWA y garantizó que España seguirá predicando con el ejemplo.

Más aportación española para Palestina

Por ello recordó que el Gobierno español ha anunciado 23,5 millones de euros en contribuciones para 2024 y que se suman a las realizadas el año pasado, cuando se triplicó la ayuda a Palestina.

Sánchez consideró urgente que Israel permita el acceso a la ayuda humanitaria en Gaza tal y como le exigen diversas instancias internacionales entre las que citó la Corte Internacional de Justicia y cuyas decisiones recordó que son de obligado cumplimiento.

“La comunidad internacional no puede permanecer impasible ni de brazos cruzados ante la extrema gravedad de la crisis”, insistió.

Expresó igualmente el apoyo de España a todas las iniciativas destinadas a paliar la situación que vive Gaza y consideró que el acceso por tierra es imprescindible para proveer de ayuda humanitaria a una escala suficiente.

“España hará todo cuanto esté en su mano para ayudar a mitigar las terribles consecuencias de este conflicto”, aseguró.

Llama a un alto el fuego

En su intervención hizo un llamamiento al cese definitivo de las hostilidades y la liberación de todos los rehenes y consideró urgente que se haga realidad el alto el fuego exigido por el Consejo de Seguridad de la ONU la semana pasada.

Ese alto el fuego, que reclamó que sea permanente, dijo que es el paso necesario para que se abra un proceso político que ponga fin definitivamente a este conflicto mediante la solución de los dos estados.

Precisó que eso implica el reconocimiento del Estado palestino (que Sánchez ha avanzado que prevé que España lo haga antes de julio) y también el de Israel.

La ONU agradece el apoyo de España

Por su parte, la comisionada general adjunta de UNRWA agradeció el “firme” apoyo de España a la organización y su liderazgo en la defensa de los derechos de los palestinos.

“El apoyo político de España y su activo rol para mantener el apoyo de la Unión Europea han sido cruciales ante los ataques políticos a la agencia que buscan su desmantelamiento y menoscabar así los derechos de los refugiados palestinos”, añadió.

Jordania es el país del mundo que acoge a más refugiados palestinos (2,4 millones) y el campamento de Jabal el Hussein es uno de los cuatro establecidos para acoger a quienes salieron de Palestina a consecuencia de la guerra entre árabes e israelíes.

Fue creado en 1952 para 8.000 refugiados en un área de 421.000 metros cuadrados al noroeste de Amán, pero en la actualidad se ha integrado como un barrio de la ciudad y, según las cifras oficiales de la UNRWA, la población es de unas 30.000 personas.