Un cadáver encobijado fue hallado a un costado de la carretera federal Azumbilla – El Seco, a la altura del paraje de “La Herradura” en Nicolás Bravo, Puebla.

De acuerdo con los primeros reportes, el cadáver presenta huellas de violencia física y estaba envuelto en una cobija, además, fue identificado como Juan Carlos, originario de San Isidro Tezuapan y el cual se desempeñaba como velador.

El lugar fue resguardado por elementos de la policía municipal y de la Guardia Nacional, posteriormente, la Fiscalía General del Estado realizó el levantamiento de cadáver.

Hasta el cierre de esta edición se desconoce el móvil del homicidio.