Una joven se salvó de milagro de morir de un fatal accidente vehicular, solo resultó con apenas unos rasguños en sus manos y en sus pies.

El papá de la joven señaló que “Dios es increíble”, pues la gravedad de la volcadura del coche donde su hija viajaba pudo perder la vida.

El hombre relató que su hija “salió disparada por la ventana de atrás”. Cuando llegó al lugar del accidente, estaba tirada en la carretera, pero sin lesiones importantes.

De hecho, en un momento del vídeo la enfoca y no parece que tengan ni fracturas ni heridas.

“Mi hija me llamó diciéndome que lo sentía. No paraba de repetirlo”, dijo y dio “gracias a Dios” por lo que considera un milagro y porque la joven salió ilesa del brutal accidente.