Tras pagar una fianza de un millón de euros, el futbolista brasileño Dani Alves salió este lunes de prisión luego de permanecer por 14 meses.

Ha salido acompañado de dos de sus abogadas y del amigo que le acompañaba la noche que agredió sexualmente a una joven, Bruno Brasil.

El deportista quedó en libertad provisional a la espera de que su sentencia por agresión sexual, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJCat).