El ex futbolista Robson de Souza, más conocido como Robinho, fue arrestado en Santos, luego de que la Justicia Federal de Brasil dictara una orden de detención para que comenzara a cumplir la condena a 9 años de cárcel que le fue impuesta por violación.

El ex Real Madrid y selección de Brasil fue trasladado a la sede de la Policía Federal en la ciudad, a la que llegó a bordo de un automóvil marca Toyota color gris a las 19 horas.

Posteriormente, fue sometido a una audiencia de custodia para luego ser enviado a un centro penitenciario, el cual aún no ha sido definido, según remarcaron en Brasil.

La condena que se le impuso en 2017 fue por un tribunal italiano por una violación grupal cometida en Milán en 2013.

Robinho fue juzgado en ausencia y no puede ser extraditado a Italia, porque la Constitución brasileña lo prohíbe.