Una mujer brasileña de 81 años falleció tras someterse a una cirugía para retirarle un feto que llevaba en su interior desde hace más de 30 años.

La abuelita acudió al hospital en la ciudad de Ponta Porã el pasado 14 de marzo y al realizarle una tomografía, descubrieron que tenía un “feto calcificado”.

Se trata de una condición rara denominada ‘litopedia’, que significa “bebé de piedra” y es causada por un óvulo que fertiliza fuera del útero y deriva en la muerte del feto y su posterior calcificación.

El equipo médico de urgencias decidió realizar la extracción quirúrgica del feto con el objetivo de “controlar la grave infección que sufría la mujer y que amenazaba su vida”.

La cirugía fue llevada a cabo el día 15 de marzo, pero la mujer terminó falleciendo al día siguiente.

EFE