Sentido Común

Por: Luis Gabriel Velázquez

El “Debate Chilango” fue una muestra de lo que veremos en todos los careos que tengan los aspirantes a un cargo de elección popular.

No va a cambiar mucho el presidencial; aunque el INE ande invitando a los ciudadanos a que envíen sus preguntas.

Las posiciones de los candidatos tendrán la misma tendencia de siempre, pegarle al puntero(a) mientras el tercero en discordia será el payaso, el comodín y el hazme reír de los debates; lo vimos con “El Bronco”, por ejemplo.

Qué lejos andamos de Estados Unidos donde en los debates presidenciales, se pueden anotar las propuestas que posteriormente, sea quien sea el ganador de la elección, se convertirán en programas de gobierno.

Los pocos mexicanos que destinan unos cuantos minutos de su valioso tiempo a ver este intercambio de insultos, saben históricamente que lo que valdrá la pena es, la chorcha, la guasa, el encontronazo… el chisme caliente pues.

La capital del país ya puso el ejemplo de ahí poco va a cambiar, ya lo verán.

Angélica Alvarado se logró colar en el PT, pese al lamentable trabajo que realizó como presidenta municipal de Huejotzingo.

El gobernador Sergio Salomón Céspedes les pidió ser sensatos y reflexionar sobre su desempeño, antes de tomar la decisión de competir por un nuevo cargo de elección popular.

Pero como dice el dicho político, vivir fuera del presupuesto es vivir en el error, y “Angie” Alvarado seguramente reflexionó de manera muy profunda y consideró que su gran labor como alcaldesa, le valía buscar una diputación local. Total, la inseguridad pública para ella es solo un tema de percepción.