El precio del alimento para mascotas en México ha aumentado un 20%, lo que ha afectado a las familias con perros y gatos.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) informó que el costo del kilo de croquetas superó los 100 pesos.

Pero se esperan más incrementos debido al aumento en el precio de las materias primas.

La inflación ha provocado que el 30% de los hogares con mascotas tengan animales mal alimentados y recurran a darles sobras de comida.

Algunas familias optan por comprar alimento suelto o a granel, que suele ser de menor calidad y puede estar contaminado con hongos o parásitos.

La venta de alimento seco para perros y gatos ha disminuido un 30% en los últimos 12 meses debido al aumento de precios.