Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Un niño de 11 años encontró dos brazos humanos en el río Nexapa, en Izúcar de Matamoros.

Este menor cruzaba el río llamado San Felipe Ayutla, y se percató de la presencia de estas dos extremidades que estaban sobre una piedra.

La policía local señala que los brazos estaban amarrados y mutilados y se notificó a la Fiscalía del Estado para realizar el levantamiento de estas extremidades.

Las autoridades ministeriales realizan una búsqueda para ver si no encuentran más partes humanas.