Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Un turista de 31 años y nacionalidad holandesa falleció este jueves después de golpearse con las rocas al lanzarse al mar desde un acantilado en los islotes de las Islas Malgrats.

La pareja del desafortunado turista fallecido se encontraba grabando la escena con un teléfono móvil desde una embarcación.

Al saltar, el hombre golpea con una roca instantes antes de llegar al agua.

Ese no fue la única tragedia ocurrida en las últimas horas en España.

Ya que un hombre de nacionalidad británica de 34 años se movía imprudentemente durante la mañana de este jueves agarrado al otro lado de la barandilla del balcón, de una parte a otra, en la séptima planta del hotel South Beach de Magaluf. 

En un momento dado, la víctima se suelta y se precipita al vacío hacia una muerte segura.