La noche de este sábado, elementos de la Guardia Nacional y Seguridad Pública, desalojaron a ambulantes que se encontraban instalados en el Zócalo de Zacatlán.

Esto como parte del decreto estatal oficial, para prevenir riesgos de contagio por COVID-19.

El operativo se llevó acabo sin incidentes violentos, o agresiones por parte de la autoridad.

En redes sociales se denunció la tarde de este sábado que la venta de alimentos y otros productos se realizaba sin las mínimas medidas de seguridad, como el uso de cubrebocas.

Por la noche se realizó el operativo mencionado, con saldo blanco y se mantendrán cerrados los accesos, para garantizar el respeto a los lineamientos de prevención y protección ante la pandemia por COVID-19.