Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin, fue dado de alta médica la madrugada de este día 1 de agosto, por lo que abandonó el hospital Ángeles Pedregal, custodiado por agentes de la Policía Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con información de fuentes ministeriales difundida en la primera plana del diario El Universal, Lozoya Austin habría salido del hospital esta madrugada, tras 15 días de haber llegado a México, extraditado desde España.

Poco después de las tres de la mañana, los elementos de la Guardia Nacional que vigilaban el exterior del hospital se retiraron del lugar, poco antes se observó a dos camionetas salir del hospital, aunque se desconoce si Lozoya viajaba en alguna de ellas.

Milenio reportó que fuentes de la FGR confirmaron que el exfuncionario del sexenio de Enrique Peña Nieto, fue dado de alta y abandonó el nosocomio.

A pesar de que llegó a México en calidad de detenido el pasado 17 de junio, el exdirector de Pemex no fue recluido en ningún penal del país, sino trasladado e internado en un hospital de la Ciudad de México por su supuesto delicado estado de salud; anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, de acuerdo con sus exámenes clínicos.

Según la FGR, este estado de debilidad general en la salud de Lozoya propició que un perito propusiera su traslado a un hospital; sin embargo, la familia pidió que un médico particular hiciera una revisión.