El pasado martes las autoridades giraron una orden de aprehensión en contra de Guillermo Álvarez, presidente de la Cooperativa Cruz Azul y del conjunto cementero por delincuencia organizada. Ante esta situación, se especuló que el cuadro celeste podría ser desafiliado pero los altos mandos del fútbol mexicano han confirmado que el club no dejará de pertenecer a la Liga MX.

“La investigación iniciada por las autoridades federales está dirigida al licenciado Guillermo Álvarez Cuevas en su calidad de representante legal de la Cooperativa Cruz Azul y no hacía el Club de Futbol Cruz Azul, de acuerdo a lo señalado en varias ocasiones y de manera pública por las propias autoridades responsables del tema“, escribió la liga en el comunicado.

Así mismo, los dirigentes del fútbol mexicano solo ejercerá el reglamento si se investiga solamente al conjunto cementero.

“De acuerdo a los estatutos y reglamentos que rigen la actuación de la Liga MX, esta solo actuará en caso de acreditarse los actos que se le imputen a alguno de sus integrantes. Dado a lo anterior no hay en este momento un proceso de desafiliación al presidente del Club Cruz, ni se inicia hasta que no se presenten”, agregaron.

“La liga, como ha señalado en todo momento, su disposición para colaborar con las autoridades que se lo requieran“, añadió la Liga MX. Tras el anuncio, varios aficionados del fútbol mexicano reprocharon la decisión y cuestionaron fuertemente a los directivos de no aplicar el reglamento.