Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Sumergirse por completo en la naturaleza es posible en la cabaña The Mountain Refuge, diseñada por los arquitectos Massimo Gnocchi y Paolo Danesi. Su gran ventanal, que ocupa todo el frontal, su chimenea de perfiles orgánicos y su porche, con fogata incluida, harán las delicias de todos aquellos que quieran olvidarse del mundanal ruido… ¡por lejos que quieran irse!

La inspiración de los autores proviene de los tradicionales refugios de montaña, “evocados a través de principios contemporáneos”. Eso sí, en este caso, al ser prefabricada y estar construida en contrachapado -un material muy ligero- la micro-casa resulta muy fácil de colocar en cualquier tipo de paisaje sin el esfuerzo que requeriría instalar una habitual. De hecho, no necesita cimientos, ni estar en un lugar accesible a través de carretera, pues puede transportarse en helicóptero.

Por ello, el estudio ofrece instalar paneles fotovoltáicos para alimentarla de electricidad, así como tanques para albergar y filtrar el agua de lluvia, si así lo desean los compradores. Estos detalles contribuyen a su vocación sostenible, que se transmite también a través de los materiales elegidos para la construcción. Por ejemplo, para impermeabilizar su exterior, se ha utilizado brea proveniente de los pinos, otorgándole un característico color negro al refugio, aunque los arquitectos se plantean ofrecer nuevos acabados con el tiempo.

Asimismo, la construcción es modular, por lo que el diseño puede quedarse en los 24 metros cuadrados principales o incluir un segundo módulo opcional para agregar 12 metros cuadrados más, que añadirían un nuevo espacio para dormir. Gracias a su distribución tipo loft, además, la cocina, la sala de estar y la habitación pueden plantearse como uno desee. También cuenta con un amplio cuarto de baño