Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Luego de que este viernes se dieran a conocer supuestas declaraciones de Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), en las que admitió que el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) pagó millonarios sobornos a legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) para que aprobaran las reformas del Pacto por México, Ricardo Anaya, uno de los implicados, negó los dichos y los calificó como absurdos.

A través de una carta dirigida al diario Reforma, el ex candidato presidencial expuso que la información es “absolutamente falsa”, argumentando que tanto él como el PAN llevaban años impulsando la reforma energética, la cual fue aprobada en agosto de 2013.

“Yo apoyé la reforma con enorme convicción”
Además, agregó que él jamás ha cometido un acto indebido, por lo que dichos señalamientos solo buscan “golpearlo” ante el proceso electoral.

“Es claro el interés de golpearme, nuevamente, en el contexto del proceso electoral que está por iniciar. Por el bien de México es importante que se haga justicia y se conozca la verdad”