Un cuentahabiente de Santander fue asaltado en la gasolinera de Tecamachalco tras retirar 110 mil pesos en la sucursal de Plaza Tolín.

Familiares de la víctima denuncian que los delincuentes exigieron la cantidad exacta que habían sacado del banco.

Los delincuentes además conocían a detalle, dónde llevaba guardado el efectivo. Por esta razón el afectado exigió una investigación a los empleados del banco.

Este y otros casos , han reforzado en los últimos años, la teoría de que algunos trabajadordes de estas sucursales ,están coludidos con asaltantes.