Autoridades de España aseguran que no hay constancia de que Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), haya sufrido de algún padecimiento o que se encontrara en mal estado de salud. No obstante, al llegar a México, peritos médicos le detectaron anemia y problemas en el esófago.

¿Qué se dijo?
Elementos penitenciarios revelaron que no había constancia de que Lozoya Austin tuviese algún padecimiento. Detallaron que todos los reclusos son sometidos a revisión en cuanto son ingresados en la prisión y, estando ahí, tienen derecho a atención médica.

La versión de la FGR
Mediante Twitter, la Fiscalía General de la República aseguró que el avión en el que el exdirector de Pemex fue extraditado, aterrizó a las 00:46 horas, para aplicar los protocolos correspondientes; posteriormente, un perito médico de la FGR realizó la revisión correspondiente, en donde se le detectó anemia.

¿Qué dijo la Secretaría de Seguridad?
El titular de SSPC, Alfonso Durazo, detalló:

“Fue trasladado a un hospital debido a que, tras la revisión médica, se le detectó anemia desarrollada, problemas en el esófago, así como ciertas debilidades en su salud en general; permanece bajo estricta custodia del MP federal”.