El día de hoy, el consejo de administración de la Cooperativa Cruz Azul presentó ante la Fiscalía General de la República una nueva denuncia en contra de Guillermo “Billy” Álvarez por lavado de dinero que involucra operaciones en el extranjero, en específico, en Estados Unidos.

Detectan un otro desfalco
Los hechos se hacen consistir en que Billy Álvarez ordenó, en diciembre de 2011, el envío a Estados Unidos de 200 millones de dólares para adquirir bonos a 30 años emitidos por el Departamento del Tesoro de dicho país vecino, sin embargo, lejos de esperar al vencimiento, en enero de 2012, es decir, un mes después de comprar estos bonos, Billy Álvarez ordenó su venta.

Tras vender los bonos, Billy informó a la cooperativa que “lamentablemente” había hecho un “mal negocio” y que los bonos, comprados en 200 millones de dólares, se habían vendido en 79.5 millones de dólares porque supuestamente habían tenido una pérdida cuando se trata de uno de los instrumentos financieros más seguros del mundo.

Sorpresivamente, tras analizar una plataforma financiera como Bloomberg los mercados de bonos del tesoro en la fecha de este supuesto “mal negocio”, resulta que, contrario a las afirmaciones de Billy Álvarez, no solo no perdieron valor, sino que los bonos del tesoro tuvieron un rendimiento del 6.10%.