Los anticuerpos derivados de las llamas neutralizan al nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), al menos en pruebas de laboratorio, anunciaron investigadores del Instituto Rosalind Franklin, de la Universidad de Oxford, la Diamond Light Source y la Public Health England, en Reino Unido.

Los especialistas esperan que estos anticuerpos, conocidos como nanocuerpos debido a lo pequeño de su tamaño, eventualmente podrían terminar ayudando en la lucha contra la pandemia del COVID-19, que actualmente golpea al mundo.

Los hallazgos, que se publicaron en la revista Nature Structural & Molecular Biology el pasado lunes, afirma que las llamas, camellos y alpacas producen naturalmente cantidades de anticuerpos pequeños con una estructura más simple, que pueden convertirse en nanocuerpos.

El equipo de investigación diseñó sus nuevos nanocuerpos utilizando una colección de anticuerpos tomados de las células sanguíneas de la llama. Demostraron que los nanocuerpos se unen fuertemente a la proteína espiga del virus SARS-CoV-2, impidiendo que ingrese a las células humanas y deteniendo la infección.