Según detalló este martes Kirill Dmitriev, director del Fondo de Inversión Directa ruso (RDIF), México ya habría presentado una solicitud de compra de un lote de este medicamento.


“Avifavir ya fue comprado no solo por los vecinos de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, sino también por Colombia, Brasil, Bulgaria, México, Arabia Saudita, Perú y muchos otros países con más de 50 naciones que presentaron solicitudes de compra”, dijo en un artículo publicado en la revista estadounidense Newsweek.

Es una versión mejorada específica para el coronavirus del medicamento antigripal japonés Avigan, que junto a Remdesivir, se convirtieron en los primeros dos antivirales anti-COVID aprobados por el reglamento en el mundo.

Estos medicamentos serán clave para acortar los tiempos de infección y las hospitalizaciones, debido a que se dirigen al coronavirus a través de un mecanismo conocido de inhibición viral de la ARN polimerasa, también tienen efectos secundarios más limitados y claramente comprendidos que otros medicamentos no específicos, dijo el funcionario.

La principal restricción es que Avifavir no debe ser tomado por mujeres embarazadas o durante la planificación del embarazo.En los ensayos clínicos, en los cuales se inscribieron 330 pacientes, más del 60% de los que tomaron Avifavir dieron negativo para coronavirus en el quinto día de tratamiento, el doble que en el grupo de terapia estándar.