El pasado viernes 10 de julio se desató una balacera dentro de un verificentro en Celaya, Guanajuato. En el ataque murieron personas inocentes, entre ellas el joven Andrés Fernández Quintana.

Este domingo cientos de celayenses salieron a marchar contra la violencia que se vive en esa ciudad y que cada día cobra más fuerza.