Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Una jueza federal desechó este lunes la demanda de amparo que interpuso José Ángel Casarrubias Salgado, alias “El Mochomo”, un presunto líder del cártel Guerreros Unidos y de quien se sospecha que está vinculado directamente con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014, para dejar de ser investigado. La misma juzgadora también rechazó la solicitud de dejar al hombre en libertad.

El Mochomo, por lo tanto, permanecerá detenido bajo la figura de arraigo en el Centro de Investigación Federal al menos hasta el 10 de agosto, ya que otro juez le dio 40 días a la Fiscalía General de la República (FGR) para investigarlo por cargos de narcotráfico distintos a los del caso Ayotzinapa.

“Se desecha la demanda de amparo promovida por el quejoso, por lo que hace al acto reclamado consistente en la investigación de la que es objeto”, señaló una jueza del Juzgado Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México.

Sin embargo, a pesar de que rechazó dicho amparo, la jueza sí admitió la demanda sobre el arraigo y su ejecución, es decir, la detención de Casarrubias Salgado, y pidió un informe justificado a las autoridades responsables, es decir, a la Fiscalía mexicana, que deberá rendirlo en un plazo no mayor de 48 horas.

La juzgadora se reservó fijar una fecha y hora para llevar a cabo la audiencia del juicio, debido a que “en este momento procesal no es factible determinar si podrá llevarse a cabo dicha diligencia o no, dentro del periodo de contingencia sanitaria por el virus COVID-19″.