Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Si eres un amante de los rincones escondidos, este monasterio te va a encantar. En realidad, la belleza de este sitio no es tanto su monasterio, sino su entorno natural.

Esta edificación se encuentra como encrustada en la ladera de una montaña y dispone de unas vistas espectaculares.

Tal como comentamos, lo que realmente hace especial a este lugar, es el paraje donde se encuentra. En tu visita, tendrás acceso a varias cuevas y podrás fotografiar un gran salto de agua desde detrás, sí, desde la parte trasera, ya que podrás recorrer un camino que pasa justo por detrás de la cascada. ¡Impresionante!

El Monasterio de San Miguel del Fai, se encuentra en la provincia de Barcelona, y para llegar allí tendrás que recorrer una carretera serpenteante. Lo bueno es que tienen un gran parking habilitado justo al lado. Dentro del recinto podrás comprar comida y bebida.