Facebook anunció el día de ayer la supresión de cuentas vinculadas al entorno de aliados del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en una operación global que también afectó a un viejo apoyo de Donald Trump, Roger Stone.

El jefe de políticas de seguridad de Facebook, Nathaniel Gleicher, indicó que las páginas cerradas infringían la normativa sobre “comportamiento no auténtico y coordinado”.

La trama desactivada en Brasil estaba vinculada a los despachos del presidente Bolsonaro; de sus hijos, los senadores Eduardo y Flavio, y de los diputados de la asamblea regional de Río de Janeiro, Anderson Moraes y Alana Passos.

Estas cuentas escribían entradas sobre las elecciones, publicaban memes políticos y últimamente dedicaban gran parte de las entradas a la crisis del coronavirus, según la red social.