Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Pese a que el número de contagios de COVID-19 sigue al alza en la Ciudad de México, habitantes de Polanco han preferido ignorar las medidas de seguridad y sanitarias para realizar una fiesta clandestina en un domicilio ubicado en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Sin embargo, estos irresponsables no se salieron con la suya pues debido a las numerosas denuncias de vecinos, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) arribaron al lugar para poner fin a su celebración, motivo por el cual se ganaron los aplausos de los aledaños.

Debido a la intensa música y la aglomeración de personas, vecinos decidieron llamar a las autoridades para controlar la celebración, pero los organizadores de la fiesta no acataron las primeras advertencias e incluso uno de ellos agredió a un uniformado y a un vecino del condominio.