Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Los organizadores de una exposición inmersiva sobre Van Gogh en Toronto, Canadá, tuvieron la idea de conciliar el arte y la pandemia: crear un espacio y un espectáculo dedicado exclusivamente a automovilistas, una iniciativa presentada como una primicia mundial.

La exposición sobre el universo del famoso pintor debía inaugurarse a principios de mayo en Toronto, pero la epidemia de coronavirus obligó a los organizadores a proponer y buscar alternativas.

Ver el espectáculo desde la comodidad de su automóvil permite a los que tienen salud más delicada o son más aprensivos disfrutar del arte de manera segura, dice. Se trata de una experiencia única.

Las reservas para visitar la sala para automovilistas están casi completas hasta el cierre de la exhibición, previsto para el 9 de agosto. La exposición peatonal se extenderá hasta finales de septiembre.