Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Jueces del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de México (CDMX) han pedido resguardo policial y hasta han rechazado encargarse de casos de alto impacto, donde juzgan a narcotraficantes o integrantes del crimen organizado.

Los impartidores de la justicia capitalina explican que ellos corren un doble riesgo al llevar este tipo de casos. Por un lado, las consecuencias que conlleva imputar a ese tipo de personajes. Por otro, la crítica social que los tacha de corruptos o detener vínculos con la delincuencia organizada si es que los procesados no son mandados inmediatamente a la cárcel.

Este miedo de los jueces locales se intensificó, señala el diario El Universal, a raíz del aumento de la presencia de presuntos integrantes del narcotráfico y grupos delictivos transnacionales, en la Ciudad de México, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) al que se le atribuye el atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana (SSC) de la CDMX, Omar García Harfuch.