A partir del primero de julio, de acuerdo a declaraciones de Khalid al-Anani, ministro de Turismo y Antigüedades de Egipto, empezó la apertura de los principales atractivos turísticos de la región.

Al tiempo del reinicio de actividades del Museo Egipcio de El Cairo y los templos de Karnak, de Filae y de Abu Simbel, también abrirán todos los aeropuertos del país que a partir de la fecha indicada ya estarán dispuestos a recibir vuelos internacionales sin restricción.

La única medida anunciada para los viajeros de países con altas tasas de infecciones por coronavirus, de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es que deberán hacerse una prueba del virus antes de llegar a Egipto.

Salvo esa medida preventiva, el país se prepara para la reactivación paulatina de sus actividades turísticas y, adicional a la reapertura, ofrece a los viajeros algunas facilidades para promover el interés en el destino.

Una de las medidas más importantes, también anunciada por el ministro de turismo, es la eliminación del visado de entrada desde el primer día de julio y hasta el 31 de octubre. Para poder hacer uso de esta facilidad es necesario viajar en compañías aéreas egipcias.