El Departamento de Salud de Florida alertó sobre un nuevo caso de Naegleria fowleri, ameba que destruye el tejido cerebral y suele causar la muerte, por lo que hizo un llamado a la precaución durante las actividades en aguas dulces y templadas este verano.

Se trata de una ameba o amiba “comecerebros”, que puede sobrevivir y reproducirse en la naturaleza sin necesidad de un hospedador, causa la meningoencefalitis amebiana primaria, infección del sistema nervioso central que se produce cuando la ameba lo coloniza.

La dependencia de ese estado, señaló que el caso se presentó en el condado de Hillsborough, en la costa oeste de Florida, pero no ofreció más detalles sobre el paciente ni su condición actual de salud.

El parásito, conocido científicamente como Naegleria fowleri, vive en el ambiente sin causar daño al ser humano, pero cuando prolifera en aguas cálidas puede ocasionar infecciones letales, al llegar al cerebro a través de los nervios olfativos durante el baño, es decir entra al cuerpo a través de la nariz o la boca.

A este mal, solo han sobrevivido 13 personas y tiene una tasa de mortalidad del 98 por ciento. Sin embargo hay que mantener la calma.