Entre el viernes y el domingo, al menos 20 personas –entre ellos siete policías– fueron asesinados en Guanajuato, en diferentes ataques, la mayoría armados.

En Uriangato, Guanajuato, un policía y su esposa fueron asesinados por hombres armados que ingresaron a su casa y les dispararon, dos mujeres y un hombre fueron asesinados por un comando armado en su domicilio, en Moroleón. Una mujer de la tercera edad resultó lesionada y una menor de tres años resultó ilesa en el ataque.

En Apaseo el Alto, una mujer fue asesinada a balazos la mañana de ayer en la comunidad de San José Agua Azul. En Celaya, otra mujer fue asesinada a balazos al ser atacado en su casa por hombres armados.

Se registraron dos ataques simultáneos en un taller de motocicletas y en una casa habitación, que dejó cuatro personas muertas.
El taller ubicado en la colonia Emeteria Valencia, fue atacado e incendiado con una granada de fragmentación que arrojaron hombres armados; en el interior fallecieron dos personas calcinadas. En un domicilio ubicado sobre la calle Villa del Carbón de la colonia Villas del Romeral, la policía reportó el homicidio de dos hombres, por impactos de arma de fuego.