Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

El Tren Maya, una de las obras insignia de la administración de Andrés Manuel López Obrador, se encarecería debido a la presencia de cenotes y cavernas en el Tramo 4 de las vías, las cuales supondrían “una complicación técnica cuya solución involucraba un encarecimiento y plazo de la obra, y un riesgo durante la ejecución”.

Lo anterior es de acuerdo con información del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), consultada por el diario El Universal.

Por lo tanto, la construcción de este transporte pasaría de los 139,084 millones que se tenían previstos a una inversión de 156,000 millones de pesos, es decir, casi 17,000 millones de pesos más.

Las modificaciones al presupuesto se realizarían en el trazo denominado Golfo 3, entre Izamal y Tulum, el cual tiene una longitud aproximada de 196 kilómetros. En este sitio se tendrían que agregar 61 kilómetros adicionales de la vía respecto al proyecto original para evitar estos terrenos.