Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

La Cueva de los Cristales, tiene su propio récord en el Libro Guinness de los Récords como la más grande del mundo en la categoría “ Cueva de cristales”.

Su nombre exacto es la cueva de Naica, aunque se la conoce como la Cueva de los Cristales simplemente.

Ubicada en el estado mexicano de Chihuahua, el vidrio más grande mide 11 metros de largo, aproximadamente, lo mismo que un autobús escolar.

Esta cifra la convierte en uno de los prodigios de la naturaleza más impresionantes del país, aunque, eso sí, también de los más desconocidos para el público en general, que suele visitar antes enclaves como la pirámide de Chichén Itzá, en la península de Yucatán; las mismas playas de la Riviera Maya o la propia capital, Ciudad de México.

Descubierta en abril del año 2000 por los hermanos Eloy y Javier Delgado, mineros de profesión. La humedad que se respira allí dentro es de entre el 90 y el 100%. No en vano, los trabajadores solo pueden soportar unos 10 minutos de exposición continua ante estas circunstancias. La selenita no es otra cosa que una variedad del yeso que hace que adquiera la forma de cristal transparente.

Otra de las características de este mineral es su gigantesco tamaño. La cueva de Naica parece sacada de una película de ciencia ficción o del mismísimo planeta Krypton de Superman.

Esta maravilla se encuentra en el estado de Chihuahua, en la localidad de Saucillo, donde aparece conectada a la mina de Naica a 300 metros de profundidad.