Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Tres reclusos del penal de San Miguel, en Puebla, murieron intoxicados.

Los internos consumieron una bebida consistente en una mezcla de gel antibacterial con refresco, presuntamente para embriagarse.

Un cuarto interno sobrevivió y narró lo que hicieron a las autoridades penitenciarias.

Por medio del reporte oficial se sabe que los cuatro reos utilizaron el gel antibacterial que se les proporcionó para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

Erróneamente lo utilizaron como bebida embriagante.

Las autoridades penitenciarias al percatarse del cuadro de intoxicación que presentaban los cuatro internos, acudieron a brindarles atención, tres de ellos murieron en el penal.

El cuarto continúa bajo atención médica.