Un hombre que permanece en calidad de desconocido, murió en el piso de la unidad médica familiar número 7 del IMSS, de la unidad habitacional San Bartolo.

El cuerpo fue dejado en este sitio por sujetos desconocidos. En un principio se corrió la versión de que había sido golpeado, y posteriormente abandonado por sus agresores; sin embargo el cuerpo no presentaba huellas de violencia.

El IMSS procedió a confirmar su deceso y a solicitar la intervención de la agencia de homicidios, de la Fiscalía General del Estado.

Debido a que se desconoce con precisión la causa de su deceso, se generó pánico entre los derechohabientes, porque comenzó a rumorarse que tenía Covid-19.

La Unidad de Medicina Familiar fue sanitizada, y posteriormente se reaunudaron los servicios de medicina familiar y atención médica continua del turno vespertino, a las 17:00 horas.