Comparte esta nota
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Por Luís Gabriel Velázquez/ Primero fue la Secretaría de Hacienda, y ahora es la misma aplicación Uber, quien asestó un duro golpe a conductores de taxis privados.

A partir de este viernes bajaron las tarifas de la plataforma para usuarios; sin embargo choferes lamentaron que junto con los descuentos del SAT, ahora perciban hasta 25 o 30 pesos menos, por cada viaje.

Este estimado es sin contar el consumo de gasolina, lo que les deja muy poco margen de ganancia.

Señalaron que si esto resulta perjudicial para quienes son dueños de la unidad, para quienes se contratan como choferes, es el tiro de gracia; porque además deben entregar una cuota.

Alejandro, conductor desde hace dos años en Uber, estimó que como él, varios trabajadores del volante terminaron por dejar esta opción con un ingreso extra.