El bosque de los suicidios

Muchos asocian Japón con la tecnología, la robótica y el futuro. A veces puede dar la impresión de que sus habitantes son algo fríos, distantes, incluso insensibles. Pero nada más lejos de la realidad. Los japoneses tienen una vida interior muy agitada y con una relación estrechísima con el más allá. Su tradición los avala: el honor de los samuráis alcanzaba su máxima expresión durante el suicidio ritual japonés, el seppuku. Y en la actualidad, el bosque de Aokigahara , situado en la base noroeste del Monte Fuji, es el segundo emplazamiento más popular para suicidarse después del puente del Golden Gate en San Francisco

El placer de respirar radioactividad

El pasado mes de abril se cumplió el 34 aniversario -ocurrió el 26 de abril de 198 – del desastre de Chernóbil, donde un fallo de seguridad en un reactor de la planta atómica liberó nubes radioactivas a gran parte de Europa central. Este acontecimiento ha sido recientemente convertido en una serie muy bien valorada de HBO, lo que ha provocado que las visitas de turistas a la población ucraniana de Pripyat y a la zona evacuada prácticamente se dupliquen en el 2019. Incluso se están organizando tours al reactor número 4 y a la sala de control de la central, donde la radiación es 40.000 veces superior a la normal.

Básicamente la macabra excursión consiste en coger un autobús en el centro de Kiev (capital de Ucrania) y recorrer los 120 kilómetros hasta las localizaciones de la serie. Este itinerario cuesta entre 100€ y 150€

Siguiendo los pasos de Charles Manson

El 8 de agosto de 1969, hace algo más de 50 años, la actriz Sharon Tate -esposa de Roman Polanski, embarazada de 8 meses- fue masacrada junto con otras cuatro personas por un grupo de jóvenes despiadados. Fue un hecho que traumatizo a Estados Unidos y a gran parte del mundo. Desde ese momento, la figura del líder ideólogo Charles Manson se convirtió en símbolo de la maldad. Hoy, si quieres, puedes visitar los lugares que formaron parte de la trama, puesto que un guía te acompañará por la misma carretera de Beverly Hills por la que condujeron los asesinos, hasta Cielo Drive, donde acabaron cometiendo la cruel matanza.

La España macabra

Está claro que esta especie de morbosidad endógena que forma parte del ser humano no excluye a casi nadie. El mundo está repleto de viajes de este estilo, algunos más escalofriantes que otros. Como es sabido, en el caso de España existe también una larga tradición del turismo negro. Un ejemplo es el reconocimiento de 20 cementerios como de interés turístico. Es el denominado tanatoturismo . En Madrid se celebró recientemente la I Ruta de Turismo de Cementerios en el camposanto de La Almudena y el Panteón de los Hombres Ilustres. Montjuïc, en Barcelona, o “la ruta del silencio” en Valencia son otras dos opciones destacadas. Otro dato curioso es el incremento de viajeros a localidades como Alcàsser Puerto Hurraco para rememorar las fatídicas desgracias que allí sucedieron.

Pero hablando de turismo negro en España, uno de los destinos más demandados es al pueblo fantasma de Belchite , donde aconteció uno de los episodios más descarnados de la Guerra Civil. A unos 40 kilómetros al sureste de Zaragoza, en agosto de 1937, murieron más de 5.000 personas en una batalla -ofensiva sobre Zaragoza era el nombre- entre los bandos republicano y franquista. La zona quedó devastada por los incesantes bombardeos. Hoy está abandonado. Es como una herida que no ha cicatrizado. Las ruinas de la antigua aldea respiran un aire misterioso -sostienen algunos testigos que se han topado con sombras y sonidos raros-, que atraen cada año a miles de turistas.

El castillo con más fantasmas del mundo

El castillo de Leap en Irlanda , situado en el condado de Offaly y construido en el siglo XIII, ha sido escenario de varias historias truculentas y en él se cometieron todo tipo de atrocidades, desde luchas encarnizadas entre clanes, traiciones, y hasta leyendas fratricidas.

En conclusión: sea por una razón o por la otra, la energía que envuelve a esta estancia no es que sea muy recomendable para almas aprensivas y asustadizas. En la actualidad te puedes quedar a dormir (está regentado por una familia) y sostienen que no se sienten amenazados por los espíritus que lo habitan, presentándolo como una escapada ideal con niños. De hecho, los dueños te proponen una ruta tenebrosa por el interior de las estancias, donde te explican múltiples historias para no dormir, entre las que se encuentran los asesinatos en una “capilla sangrienta”, el hallazgo de una mazmorra secreta donde se practicaban torturas y la tragedia de una niña que cayó desde una de las torres. Fantasmas no faltarán.